Se puede suprimir el azúcar a los niños?

0
20

sugar_2129628a_2787056b

Suprimir el azúcar a los niños, es quizás lo mejor que se puede hacer por su salud. Y es que claramente,  se tiene establecido que este polvo blanco procesado es el causante de obesidad, diabetes tipo II, problemas de conducta, caries, entre otros, además de ser altamente adictiva.

Un ser humano en crecimiento, requiere una serie de nutrientes, contenidos en los alimentos. Sin embargo, hoy en día el azúcar esta siendo en una gran cantidad de casos, el elemento que probablemente consume un niño en mayor cantidad, lo que representa un grave riesgo para su salud, tanto en el presente, como para su futuro como adulto. Segùn la “American Heart Association” de Estados Unidos, lo recomendable para niños entre los 4 y 8 años son máximo 3 cucharaditas al día, cantidad que es excedida hoy en dìa en promedio 7 veces!

Hoy en día, es más preocupante el azúcar que no vemos en los alimentos, que incluso la que agregamos con una cucharita, de manera “medida”.

Aquí tenemos algunas de las cantidades, contenidas en productos que usualmente le damos a los niños:

azucar-escondida

Qué se debe hacer? Cortar los azúcares obvios como las bebidas envasadas y procesadas, los chocolates, los dulces . Empezar a ver las tablas de contenido nutricional en los alimentos procesados que compramos y de vez en cuando permitir un dulce o uno de estos productos endulzados con azúcar, no hará daño.

Debemos sustituir por otros endulzantes naturales como la stevia, la panela o la miel. Solo es cuestión de ser creativos y hacer que el cambio no sea rechazado.

4 consejos para ayudar a los niños  a dejar de azúcar

1- Dar ejemplo:

No mantener el azúcar en la casa. En absoluto. Evite hablar de él, también. Cuanto más que la experiencia sin azúcar se normaliza, más niños se deslizan en línea.

2- No satanizar azúcar:

En su lugar, educar a los niños sobre cómo qué pasará con nuestros cuerpos  si comemos demasiado. Un mensaje simple en la terminología sencilla será mucho más beneficioso que la prohibición de que algo que ellos no entienden. Enseñarles a consumir comida saludable es “bueno para nuestros cuerpos”.

3- Involucrar al niño en su nutrición:

Llevarlos al mercado  y que  ayuden a encontrar las cosas más saludables para comer en el menú de la casa y cuando vayan a los restaurantes. Cuanto más son dueños del proceso, menos fricción.

4- Premiar con otras cosas:

Tratar de evitar dar premios a los niños con los alimentos, en lugar les recompensa con experiencias divertidas – haciendo un rompecabezas, un viaje a la playa o hacer un poco de pasta juntos!

Fuente: IQuitSugar.Com